Saltar al contenido

Dieta del Semáforo

18 junio, 2018 |
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Dieta del Semáforo

Nacida como una creativa iniciativa del Hospital General de Massachusetts, y de la Escuela Médica de Harvard, la dieta semáforo es un innovador régimen alimenticio que propone una alimentación saludable y perfectamente balanceada, establecida singularmente según los 3 colores básicos del semáforo, tratando de conseguir un perfecto equilibrio mediante la asociación de cada grupo de alimentos con cada uno de estos colores y su significado propio.

Para este modelo de dieta, los alimentos están estratégicamente señalados según el aporte calórico que contienen, tratando de resaltar los beneficios, y propiedades según la cantidad de nutrientes que podrían aportar a nuestro organismo y ayudar significativamente a la persona a perder peso.

Base fundamental de la Dieta del Semáforo

Alimentos rojos: tal cual como lo indica la luz roja del semáforo, esta significa “alto”. Dentro de este grupo se incluyen los alimentos que no deberías consumir nunca para lograr tu objetivo de adelgazar. Elimina por completo las frituras, cereales azucarados, lácteos enteros, carnes, embutidos, dulces, bebidas alcohólicas, refrescos azucarados y Salsas.

Alimentos amarillos: a la hora de consumir alimentos pertenecientes a este grupo debes poner atención a la “precaución” que significa la luz amarilla, es decir, los mismos deben ser consumidos con moderación.  Dentro de este grupo se encuentran frutas como el plátano y el aguacate, frutos secos, legumbres, lácteos semidesnatados, pescado azul, aceites vegetales, huevos, carnes de ternera o conejo, jamón serrano y patatas

Alimentos verdes: “Adelante”, estos alimentos son los que se recomiendan consumir para esta dieta, ya que son los que permitirán bajar de peso rápidamente. En este grupo están, vegetales, a excepción de las patatas, frutas, obviando los plátanos y aguacates, agua natural, infusiones, especias aromáticas, vinagre, pescado blanco, carne de pollo o pavo y lácteos desnatados.

Para consolidar exitosamente la dieta del semáforo, debemos, debemos complementarlas con los siguientes hábitos.

  • Consumir un mínimo de 5 comidas al día.
  • Tomar al menos 2 litros de agua al día.
  • Practicar tres veces por semana una hora de ejercicios aeróbicos.

Post Relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *