Dieta de la Luna

La dieta de la Luna tiene como base de la idea de que las fases lunares influyen en la acumulación de líquidos en el cuerpo lo que contribuye a la pérdida o aumento de peso.

Para bajar de peso con la dieta de la Luna debe beber líquidos con bajo contenido de calorías durante las 24 horas del día cada vez que se produce un cambio de fase lunar, algo que ocurre 4 veces al mes.

Funcionamiento de la dieta de la Luna

Durante los días del cambio de fase lunar los alimentos sólidos están completamente prohibidos. Los alimentos sólidos deben ser sustituidos por sopas de verduras, tés, cafés y mucha agua, alrededor de 2 litros al día. La sopa se debe hacer con verduras, evitando las patatas, las zanahorias y las legumbres. En el momento de Luna Nueva es el mejor momento para comenzar la dieta de la luna, ya que favorece el control del apetito y evita la ansiedad por comer.

Con la dieta de la luna se pueden bajar hasta dos kilos por semana. Para ello debe seguir una dieta balanceada y equilibrada en el resto de días del calendario lunar, evitando la comida rápida y los alimentos dulces y ricos en calorías.

Menú de la dieta de la Luna

Desayuno

  • 1 zumo de fruta natural sin azúcar
  • 1 taza de té o café con edulcorante y leche descremada

A media mañana (debe tomarse 2 horas después del desayuno)

  • 1 zumo de fruta natural; debe variar la fruta, no se debe tomar un zumo de la misma fruta que en el desayuno

Almuerzo

  • Sopa de espinacas, col, calabaza y cebolla; puede agregar un hueso de jamón, un trozo de carne de pollo o ternera para mejorar el sabor

Merienda (debe tomarse 2 horas después de comer)

  • 1zumo de frutas variadas; debe optar por frutas ricas en fibra que ayudan a regular el intestino: la mejor opción es la manzana, la piña o la naranja

Cena

  • Debe cenar lo mismo que durante el almuarzo.
  • Antes de acostarse debe tomar un zumo de frutas, un té o una infusión con edulcorante para evitar la tentación de comer alimentos ricos en calorías

Inconvenientes de la dieta de la Luna

La dieta de la Luna es una dieta basada en creencias populares que carecen de fundamento científico. Realizar un día a la semana de ayuno y tomar sólo líquidos  no debería de conllevar riesgos para la salud; sin embargo, el menú propuesto para el resto de días es desequilibrado nutricionalmente. Por otro lado, debe tener en cuenta la necesidad de realizar ejercicio físico como parte de un estilo de vida saludable.