La Antidieta

Originaria de Estados Unidos, la dieta conocida con el nombre de Antidieta intenta convertirse en un hábito y forma de vida para estar más sanos y bajar de peso. Creada por Harvey y Marlyn Diamond, la Antidieta tiene cierta similitud con la dieta disociada, al no mezclar hidratos de carbono con proteínas.


La idea no es quitar o limitar la ingesta de alimentos sino combinarlos correctamente favoreciendo una buena digestión, buen nivel de energía y la capacidad de eliminar las toxinas así como adelgazar.

Funcionamiento de la Antidieta

Otro de los factores importantes de la antidieta es respetar los horarios, entre las 5 de la mañana y la 1 del mediodía es el momento de la depuración y es aconsejable comer solo frutas, de la 1 del mediodía a las 7 de la tarde es el momento de digestión y máxima energía por lo que sería el momento de comer ensaladas, sopas, verduras y hortalizas. Desde las 7 de la tarde hasta las 5 de la madrugada estamos en la etapa de recuperación por lo que deberíamos incorporar proteínas e hidratos de carbono.

Combinaciones de alimentos de la Antidieta

  • Los Hidratos de Carbono: cereales (arroz, trigo, avena, centeno, maíz, cebada), copos de cereales, pan, patatas, pasta (espaguetis, macarrones, etc.).
  • Las Proteínas: carne, pescado, huevos, soja, lentejas, garbanzos, frijoles, guisantes, embutidos, tofu, etc. Las comidas ideales es acompañar cualquiera de estos ingredientes con verduras, por ejemplo ensalada con pastas o ensalada con pescado.

Ejemplo de Menú Antidieta

  • Desayuno: Fruta fresca; macedonia de frutas o zumo recién exprimido.
  • Comida: Fuente de verduras; ensalada con queso fresco; emparedado de aguacate; sopa de lentejas; salvado de trigo con ensalada.
  • Cena: Pollo asado y setas; filete de pescado frito; pasta con verduras.
  • Bebidas: Agua mineral, zumo de fruta, jugo de hortalizas, infusión de hierbas, café de malta.