Dieta para sentirse joven y delgada

Dieta para sentirse joven y delgada

Dieta para sentirse joven y delgada

La popularidad de la dieta para sentirse joven y delgada promovida por el doctor japonés Hiromi Shinya es debido en parte al éxito de su libro “La enzima prodigiosa” que si bien no propone una dieta para adelgazar sí difunde una serie de recomendaciones dietéticas que tienen por objetivo mejorar la salud, evitar las enferemedades y el exceso de peso.

La dieta de Hiromi Shinya puede sorprender con la recomendación de evitar el consumo de leche y productos lácteos a los que acusa de provocar en algunas personas alergias. Igualmente recomienda beber agua abudantemente, restringir el consumo de carne y evitar el café y el té.

Funcionamiento de la dieta para sentirse joven y delgada

Se trata de una dieta sencilla en la que si bien no se prohíben alimentos sí se desaconseja su ingesta. El objetivo es priorizar los alimentos que pueden fomentar el correcto funcionamiento de las enzimas en nuestro cuerpo, según el autor proteínas responsables de mantener la salud y evitar enfermedades.

Estas son las recomendaciones nutricionales del doctor Hiromi Shinya.

  • El 50% de nuestra dieta diaria debe estar formada por cereales integrales (arroz integral, pasta integral, cereales de desayuno integrales, …)
  • Otro 30% de nuestra dieta debe provenir de vegetales verdes, amarillos y raíces como las verduras, las patatas, la remolacha y las algas.
  • Alrededor de otro 10% de nuestra dieta debe contener proteínas de origen animal (carne y pescado); recomienda evitar carnes rojas y huevos ya que el exceso de este tipo de proteínas puede sobrecargar los riñones y el hígado.
  • El 10% restante de nuestra dieta diaria deben ser frutas, semillas y frutos secos.

Siempre debemos tomar más alimentos de origen vegetal que animal. Alrededor del 90% de los alimentos que comemos deberían ser de origen vegetal. Las verduras frescas y crudas son los alimentos que más enzimas contienen.

La dieta recomienda sustituir el consumo de leche y productos lácteos por leche de origen vegetal (soja, almendras, avena, arroz, …). Igualmente también recomienda evitar beber café y té; en su lugar, beber abundante agua al levantarse, antes de la comida y antes de acostarse. Es necesario masticar muy bien los alimentos para facilitar su digestión y cenar entre 3 y 5 horas antes de irse a dormir. Por supuesto, los alimentos ricos en azúcar y grasas deben olvidarse si lo que se buscar es mantener una buena salud, bajar de peso y librarse de los kilos que sobran.